Artrosis-de-rodillaEl desgasto del cartílago articular de la rodilla es una condición médica muy común. A partir de los 50 años signos radiológicos de la enfermedad se encuentran en la casi totalidad de las personas. Por suerte, solo una parte de las personas con signos radiológicos de, desarrolla síntomas clínicos, principalmente dolor y limitación de los movimientos. La condición es particularmente frecuente en deportistas que someten la articulación de la rodilla a un esfuerzo intenso y prolongado. La mayor parte de lesiones articulares de la rodilla son secundarias a una lesión o una anomalía previa de la articulación como fracturas, lesiones de los meniscos y de los ligamentos, mal alineamiento de la rodilla, sobre carga de las articulaciones etc.  El tratamiento médico de los casos sintomáticos, a instaurar después un diagnóstico correcto hecho por un profesional de la salud cualificado, se basa en la administración de fármacos analgésicos y antiinflamatorios y, en los casos más severos, en una  intervención quirúrgica de bloqueo de la articulación o aplicación de una prótesis articular.

La artrosis de la rodilla es una condición muy común y altamente invalidante y por lo tanto, es necesario hacer todos los esfuerzos para prevenir su aparición y ralentizar su progresión. Entre las medidas de prevención más eficaces cabe destacar:
El control del peso y tratamiento de la obesidad. El sobrepeso y la obesidad determinan una carga excesiva sobre las articulaciones de las rodillas provocando el desarrollo de la enfermedad.
Corrección y tratamiento de traumas de la rodilla cuyo objetivo es restablecer la normal anatomía de la rodilla.
Normas de higiene postural y articular: calzado adecuado, evitar asientos bajos, evitar caminar sobre terrenos irregulares, ejercicios de fisioterapia, etc.
Administración de complementos nutricionales a base de glucosamina y condroitín sulfato substancias presentes en el cartílago que contribuyen a mantener su elasticidad y favorecen su reparación.
El efecto benéfico de estos compuestos en la artrosis de la rodilla es avalado por numerosos estudios clínicos algunos de los cuales muy recientes (1,2). Existen muchos productos comerciales a base de estas substancias pero, como regla general, siempre es mejor utilizar un producto de alta calidad producido por una compañía de confianza y cuya eficacia esavalada por estudios clínicos controlados. Es el caso por ejemplo del complemento nutricional “Maranol” cuya eficacia en la prevención y tratamiento de la artrosis de la rodilla has sido demostrada en varios estudios llevados a cabo en EEUU, Canadá, Nueva Zelanda, Corea del sud, etc.

Dr. Antonio Guglietta Medico nutricionista

1. Kanzak N. et al. (2015): Glucosamine-containing supplements improves locomotor function insubjects with knee pain: a randomized, doublé blind, placebo-controlled study. ClinInterv Aging 10: 1743-53

Para visualizar el contenido de esta página web debe aceptar el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar