Contexto histórico

Contexto histórico

Producidos a partir de Deer Velvet Antler (cornamenta aterciopelada de ciervo), responden a una tradición milenaria dentro de la Medicina Tradicional China. Desde tiempos inmemorables, el ciervo ha ocupado un lugar importante en la vida del hombre, especialmente para las Medicinas Tradicionales China y Tibetana, que aprovechaban casi todas sus partes con el fin de obtener valiosos productos medicinales. El antiguo tratado de medicina llamado Los Cuatro Libros (siglo VIII), sirvió de base para la Medicina Tradicional Tibetana durante muchos siglos. En él se describe con detalle cómo y en qué condiciones se aplicaban las diferentes partes del ciervo.

Los médicos tradicionales chinos siempre han creído que el poder nutricional más importante de los productos del ciervo se encuentra en la cornamenta, y que ésta es una sustancia extremadamente activa, con capacidad para recuperar las principales funciones vitales del organismo humano.

En ésta, el Deer Velvet Antler se utilizaba para tratar trastornos como la impotencia, trastornos femeninos, osteoporosis, enfermedades de la piel y debilidades en el sistema locomotor. También se empleaba, por otro lado, como tónico para activar los procesos de aprendizaje y como fuente de energía para el organismo y antienvejecimiento. En la corriente coreana, estos extractos se utilizaban para tratar la anemia y estimular el sistema inmunológico, mejorar la función cardíaca, el tono muscular o la función nerviosa.

En Europa se conocieron los beneficios de estas  astas a partir del siglo I A.C, el joven escritor romano Plinio decía que los cuernos contenían “algo parecido a un componente curativo” y describía su aplicación comotratamiento en contra de la  epilepsia.

En España a  principios del siglo XIV, el médico, filósofo y alquimista Arnaldo de Vilanova, habla sobre el gran poder de las astas y su completa composición, en uno de sus tratados; “Código de Salud Salerno´´. En este código se hablaba de  los componentes de las astas, los cuales eran; salinos sulfurosos, volátiles, diaforéticos y cefálicos, y podían usarse en la cura de mórbida modorra, la parálisis y la apoplejía, o como antídoto para el veneno y como coagulante.

Arnaldo de Vilanova (1242-1311) fue considerado el mejor médico del s. XIII, el cual defendió la práctica empírica de la medicina.  Vilanova tuvo mantuvo gran respeto por la naturaleza atribuyendo muchos de los fenómenos naturales al espíritu o fuerza vital que informa todo ser natural.

Durante los últimos 40 años, gran parte de la investigación sobre estos complementos nutricionales se ha llevado a cabo principalmente en Asia, particularmente en China, Hong Kong, Corea y Rusia. Japón también realizó numerosos estudios sobre el terciopelo de la cornamenta durante la década de 1930. En las últimas décadas, países occidentales referentes en investigación médica como Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda también han desarrollado estudios sobre los beneficios de esta biomedicina.

La ciencia moderna ha podido comprobar que Deer Velvet Antler contiene un gran número de compuestos biológicamente activos y, lo más importante, la bioinformación de un animal joven y saludable que vive completamente inmerso en el orden y el equilibrio de una naturaleza que se mantiene en estado puro.

Cada cápsula del producto contiene una información genética plenamente conservada y almacenada en su estado original, sin haber sido alterada por la tecnología; una fuerza intangible, pero de gran alcance.

Gracias a la extraordinaria riqueza de toda esta información, nuestro organismo adquirirá la energía suficiente para recuperar su potencial de autocuración y, como consecuencia, mejorarán muchos de los trastornos o enfermedades existentes y, en general, se enlentecerá el proceso fisiológico del envejecimiento.

Hoy, Pantoproject ofrece todo la tradición y conocimiento de más de dos mil años de uso, encapsulado en un producto natural, limpio, sano y eficaz.