El maratón es una prueba exigente. Miquel Pucurull

El maratón es una prueba exigente. Miquel Pucurull

 

Lo es, especialmente, en el sentido de la preparación a que uno debe someterse para afrontarlo. Antaño era incuestionable que, para entrenarlo, un corredor o corredora popular debía hacer muchos kilómetros desde tres meses antes de la prueba, e incorporar tiradas de larga duración durante los mismos.
Ahora, y desde hace un tiempo, pueden encontrarse planes de entrenamiento en Internet, supuestamente elaborados por expertos, que parecen poner en duda la duración de las tiradas largas…Y en este nuevo contexto, los hay que aseguran que las “tiradas largas” deben ser “cortas”. Incluso recomiendan, textualmente, no hacer nunca tiradas de más de 2 horas para entrenar un maratón.

Que me disculpen. Quizás sean atletas de élite y no saben bien qué es lo que sucede en en el mundo de los populares que corren maratones. A algunos atletas les gusta aconsejar a los populares empleando métodos que a ellos les funciona o les han funcionado, sin entender muy bien que las diferencias entre los profesionales y los aficionados son muy grandes.

En un popular, y según mi criterio, para preparar un maratón le es imprescindible hacer un par de tiradas largas de entre 28 a 30 kms, con unas tres o cuatro semanas de intervalo entre ellas. Por lo menos, como mínimo, un tirón de esta distancia. Estos kilómetros, algunos los harán en 2 horas o menos, y otros los harán en 3 horas o más.

No hacer tiradas de más de dos horas puede ser válido para un corredor de menos de 3 horas -que ahora no son muchos, por cierto-. Pero, en mi opinión, a la mayoría de populares no se les puede recomendar que no las hagan porque el grueso de los que lo terminan se acerca actualmente a las 4 horas.

El maratón tiene 42 kilómetros, y sí las tiradas (o la tirada) de un corredor o corredora de este tipo sólo las hace de 2 horas, significa que hará alrededor de 20-22 kms máximos para entrenarlo. Y así, ¿cómo podrá acostumbrar el cuerpo y la mente a la distancia? Y no digamos si su tiempo es aún más alto de 4 horas.

En los maratones actuales el 45% del total de participantes terminan por encima de las 4 horas. ¿Cómo se les puede recomendar a estos corredores -muchos de ellos noveles- que en el entrenamiento no pasen de dos horitas, es decir de bastante menos de la mitad del tiempo al que correrán el día de la prueba?

En mi opinión, lo pasarán muy mal… suponiendo que la terminen.

 

Miquel Pucurull

El maratón es una prueba exigente.

 

 

Share
Share