CONECTA CON TU CORAZON

CONECTA CON TU CORAZON

Las enfermedades cardiovasculares son patologías comunes en las sociedades occidentales, estas se pueden prevenir.
La prevención es la asignatura pendiente de la salud cardiovascular. El corazón es sabio, y lo necesitamos en su totalidad para vivir nuestra condición humana.
No obstante, su portencial e importancia no siempre ha destacado. El cerebro, ha sido siempre el principal, considerado como el órgano que rige a todos los demás, dejando así a un corazón en segundo plano, solo como bomba mecánica (sentimentalista en ), sometido a la razón.
Hoy sabemos que el corazón es un órgano sensible y receptivo, dotado de su propia red neuronal y de su propia inteligencia, formado por más de 40.000 neuronas, así como un conjunto de neurotransmisores, proteínas y células de apoyo.
El corazón está ligado a nuestra identidad más que ningún otro órgano. El corazón, es el único órgano que envía más información al cerebro que la que recibe de él. No solamente desempeña un papel en la circulación de la sangre , sino también en la circulación de los sentimientos y las emociones.
La células musculares del corazón producen una hormona, la atriopeptina, que contribuye decisivamente al equilibrio (homeostasis de todo el organismo, inhibiendo por ejemplo la producción de cortisol, la llamada “hormona del estrés´´.

Entre otras hormonas que segrega destacan también la adrenalina y la oxitocina, tan implicada esta en situaciones de afecto y atracción que a veces se la describe como “la molécula del amor´´.
Tu actitud ante la vida será distinta si sientes que tu pecho alberga un órgano receptivo en el que resuena el misterio de la vida.

Gemachol, es nuestro suplemento para el corazón, y este es gran aliado en la salud cardiocirculatoria.
– Normaliza el metabolismo de las grasas
– Reduce el nivel de coleserol y triglicéridos en sangre
– Aumenta los valoresde la fracción protectora del colesterol (HDL)
– Disminuye el factor de riesgo cardiovascular
– Previene la formación de placas de ateroma en los vasos sanguíneos.

Su efecto positivo sobre la microcirculación aumentará el flujo en el sistema circulatorio, contribuyendo a mejorar el aporte de sangre en órganos y tejidos y facilitando la perfusión del oxígeno en ellos. De esta forma mejorará la capacidad de adaptación y resistencia al esfuerzo físico sin incrementar por ello el trabajo cardíaco. Este efecto será crucial sobre todo cuando la luz de los vasos esté disminuida por la presencia de placas de ateroma. Gemachol por lo tanto puede contribuir a potenciar la eficacia del ejercicio físico con fines curativos en los pacientes con enfermedad isquémica cardíaca.

Gemachol

Share
Share